Entradas

Mostrando entradas de 2007

Se acaba el 2007

Imagen
Se acaba el 2007 y había pensado repasarlo a modo de rap. Ensartando uno con otro, todos los acontecimientos y hechos más o menos relevantes que me han sucedido durante este año. Pero es un coñazo.

Digamos que ha sido un año movidito, bastante movidito.
Tras abandonar un barco donde estaba a gusto aunque con algún infernillo debajo del asiento me enrolé en otro barco con bandera homologada del que salí corriendo, huyendo o espantao, según lo mire cada uno. Y al final acabo el año rodeado de tocapelotas en una oficinilla que rezuma calzoncillo sudado. En fin, yo siempre igual, si no me quejo reviento.
En otros aspectos he recibido aplausos y me siento más o menos cómodo, a pesar de que mi rumbo parece alejarse de estos terrenos para quizás recalar en otros más prósperos o dichosos.



Hablando de terrenos, volví a los de juego para constatar no que no estoy en forma, que eso ya era evidente, sino que estoy realmente con los músculos bajo mínimos. La constatación no pudo ser más traumática: L…

Otro cuento de Navidad

Imagen
Benita no tenía ninguna intención de celebrar la cena de Nochebuena de manera tradicional. Salió al mercado a primera hora del 24 de diciembre buscando algo especial, algo que diera magia a la comida nocturna. Iba a cenar su hijo que regresaba a casa tras dos años de ausencia, durante los cuales había conocido a una maravillosa chica que volaba con él, embarazada, desde Argentina.

Tras muchas horas de búsqueda por carnicerías, pescaderías y puestos ambulantes que había a la salida, desistió de su objetivo.

Continuó caminando unas horas, desalentada ante la frustración, que no la dejaba pensar. Apenas unos espárragos trigueros y un poco de queso cabrales hacían peso en la bolsa.

En el portal, buscando las llaves en el bolso ensimismada aún en sus negativos pensamientos, fue alcanzada por su vecina de abajo, Ernesta, que traía la bolsa a rebosar.
-¿Qué tal, Benita? ¿con la compra de Nochebuena?-dijo Ernesta mirando con soslayado desprecio la bolsa de Benita.
-Sí hija, ya ves, aunque se me h…

Los Goya

Imagen
El otro día dijeron los nominados a los "Premios Goya". Que lo primero que tiene de paradójico es que no pueden o podían llamarse así por no sé qué derechos anteriores.
Lo segundo paradójico es que en la página que creo oficial de la Academia de cine la información no se actualiza y debo enterarme mirando la prensa tradicional: "país", "mundo" o "20minutos".



Lo tercero paradójico es escuchar luego en la televisión (no recuerdo en qué canal) que, enumerando las nominaciones, dicen algo así como:
"con Blanca Portillo, Maribel Verdú y Belén Rueda a 'Mejor Actriz' y Álvaro de Luna, Tristán Ulloa y Alfredo Landa a 'Mejor Actor'..."; y luego aprovecharon para decir que también recibiría este último el Goya de Honor.

Lo paradójico, insisto, es que hay cuatro nominados en ambas categorías, es decir, tan sólo faltaba añadir en la lista femenina a Enma Suárez por "Bajo las estrellas" y a Alberto San Juan en la masculina por…

La cuesta de diciembre

Imagen
Estamos inmersos en diciembre y tras el puente de "La Inmaculada" ya nos metemos de lleno en la Navidad o fiestas navideñas.
Por ello, para mí, comienza la cuesta de diciembre, que supero, sólo en parte, al pasar el día 5 de enero, deseoso de abrir los regalos de reyes que me habrán traído por ser bueno.
Pero mientras lo paso un poco mal, como cabreado, como agobiado, como hastiado.
Sí, las fiestas navideñas me superan.

De buena gana acepto las cenas familiares de Nochebuena y Nochevieja, también en esta última que tras ella no exista fiesta alguna, que bastante años hice ya el gilipollas por las barras (¿libres?) de los más insospechados lugares con licencia para otros actos.
Incluso intercambio christmas y participaciones de lotería con los más allegados; aunque este año he metido un décimo no sé dónde y estoy mirando ya hasta en el bote de los macarrones.

Acepto ir a Cortylandia aunque siga sin entender cómo se puede esperar tres cuartos de hora al lado de un señor con peluca…

Post Post-Evento Blog España 2007 (EBE07)

Imagen
Una semana después de su clausura, a la que no tuve el privilegio de acudir por causas que no vienen al caso, me entrego a escribir el post post-evento.
Durante estos días me he dedicado a mirar fotos en flickr y a merodear por links y entradas varias.
Encontré de todo: bonito y variado. Y así, ahora, me he propuesto escribir mi visión de las cosas.

Me lo pasé en grande. A mí eso de que sea gratis me teletransporta al mundo de los sueños, a las utopías de las vigilias infantiles, cuando medio dormido uno imaginaba cómo sería la excursión del día siguiente o el regalo que el Ratoncito Pérez dejaría debajo de la almohada aún sabiendo que la caída del diente había sido más bien provocada y adelantada en unos cuantos días.

A mí eso de que nada más llegar me den regalitos sin preguntarme si mi blog es el de un director de un centro famosísimo o si soy de derechas o de izquierdas, o si tengo una página donde vendo camisetas o simplemente me dedico a colgar enlaces organizados en categorías más…

Evento Blog 2007

Imagen
Mañana viernes estaré en Sevilla, en esta nueva edición del Evento Blog España. Que seguro supera la gran edición pasada.



Intentaré aprender y aportar todo lo que pueda aunque realmente, cuando uno va a un congreso, evento o feria de lo que sea, va a ver si pilla de todo lo que salga gratis (pegatinas, pósters, folletos, monográficos, cafés, bollitos, tapas, cerves) y a hacerse fotos con todo el que pase por allí, que también es gratis.

Somos así. Vemos una cola de gente en la playa y un chavalito sacando zumos de una nevera y nos ponemos a la cola. Pero nos ponemos tres y cuatro veces, que luego, como vamos en bañador, vamos intentando hacer una repisa con los brazos cruzados, la barriga sacada y las tetas, mientras llevamos otro mordiéndolo por el tapón.


Pero eso sí, vas por la calle y un inmigrante te quiere dar un papel publicitario y le haces un quiebro o te torsionas como si fuera a pegarte algo. Como estás en la calle y es un inmigrante...

Pero si vas a un congreso es diferente: a…

Zeb 2.0

Imagen
En un alarde de innovación tecnológica voy a meter música en el blog. A ver qué tal.
Siempre le he dado importancia sobre todo a la palabra escrita y en ello me he amparado para que el tono naíf de mi página no pareciera resultado de mi ignorancia al respecto de lo que se llama ya Web 2.0, que a este paso se llamará 3.0 o 1000.0, o en vez de Web , Zeb 2.0.

Y es que va todo a la velocidad de la luz, es como si Superratón manejara los hilos uerrelenianos con la misma facilidad que yo me canso del curro.


Va todo tan deprisa que ahora no compramos algo por lo que en sí mismo tiene de utilidad sino por lo que nos dicen que hace además de para lo que sirve.
Así, compramos un móvil antes que otro si éste lleva cámara incorporada (si hace vídeos, mejor) o con mp3, para escuchar música, independientemente de cómo funcione de aparatosamente como aparato telefónico.

Antes, a lo sumo, se compraba en casa una enciclopedia donde se encontraba con la mayor facilidad del mundo el vocablo más raro que el…

Al final muere

Imagen
Ayer ví El Orfanato. No voy a decir eso de “Al final muere”. Esto es algo que le gusta mucho decir a la gente y luego, para arreglarlo, te empiezan a decir que no es así exactamente y ya te explican, que es casi peor, porque se nota claramente qué parte se están inventando y qué parte no, con lo que, sumado al trailer-revelador, casi no te merece la pena ni bajártela con la complicidad de Telefónica.

Otros, más cautos, te van dando pistas vagas casi mordiéndose la lengua: “Se parece mucho a esta peli” o “el final es como esta otra”, o empieza que parece esto pero al final es lo otro.
Uno ya no sabe si dejar de tomar café con los compañeros o hacerles tomar a ellos uno tras otro hasta dejar la máquina sin vasos o palitos.

Esta urgencia por saber y contar hace que a uno le resulte muy complicado hablar de sus proyectos de ocio a corto o medio plazo.

“Este finde vamos a ir a ver el nacimiento del río Mundo”.
-“Pues es una pena porque cuando está bonito, bonito, es en primavera…ahora vas a p…

La rata

Imagen
Soy, salvando las distancias, una rata.

Sobrevivo en las cloacas y el instinto de supervivencia me hace saltar del barco cuando hay peligro. Por ejemplo, un incendio.

Para qué quedarse, para qué ser un héroe. Las ratas nunca somos héroes. Al revés, tras apagar el incendio, el capitán al vernos diría: “¡una rata!”…y nos daría de escobazos o arcabucazos…hasta eliminarnos o hacernos, paradójicamente, saltar del barco.

Nunca seré capitán (ni tampoco marinero, ni tengo nada que ver con la canción de “La Bamba”; tampoco voy a estar todo el día escuchando el “Master of Puppets” pero vamos, que “La Bamba” como que no). Así que, una vez asumida mi condición, me entrego al arte de buscar comida, refugio y perpetuar mi especie. Que es a lo que vine.



Y dejo las patochadas para los papanatas.

El caso de Ratatouille (ratatuli, lo llamo yo, igual que mi madre dice Clin Stanbod en lugar de Eastwood porque le sale así) es un caso especial y horripilante. Un mal ejemplo, una rata chef. Y del chef al chief …

Cada uno es como es

Imagen
Se me ocurre hablar del puto cambio de hora que dará para más de una conversación absurda de desayuno o ascensor: "¿Entonces las 6 ahora son las 7? y se hace de noche antes, ¿no?".

Se me ocurre hablar del mundial de Fórmula 1, el nuevo opio del pueblo, viendo cómo se gestiona últimamente el fútbol (deportiva y peseterilmente hablando). Todos expertos pegados al televisor, sea la hora que sea, como mi amigo Sergio, y todos opinando.

El conductor que me trajo el otro día pilotaba bastante, en todos los sentidos, y me dio una charla de lo más pedagógica sobre Alonso, Hamilton, Raikkonen y todo lo que encierra la fórmula 1 y las otras fórmulas, los rallies. Y cómo un colega suyo de toda la vida cogía las curvas a 190 por un puerto que hay cerca de su pueblo. Y claro, el muchacho consiguió su sueño: Correr en competiciones. Pero no tuvo suerte ni el dinero necesario, porque esto de los coches es como lo de los toreros: o vas con la pasta por delante o ni puto caso al talento (quizá…

A los que saben

Imagen
El concierto de Héroes fue tan cojonudo que mejor no hacer ningún comentario.

Dicho esto y siguiendo en mi línea cascarrabias-laboral, me sale retratar a "los que saben". Es un poco reiterativo el tema, digamos que al mismo ritmo que éstos exharceban los nervios del más reposado trabajador.

Frases como "Por favor, prueba los cambios antes de subirlo todo a producción" o "Cuando vuelva te quiero ver mirando otra página" o "No funciona nada" pueden parecer más o menos normales así, fuera de contexto.

Vamos pues al contexto:
El trabajador hace unos cambios, los prueba y los sube a producción. El personaje "El Que Sabe" ( en adelante "EQS") se va presto a cubrirse de gloria haciendo suya la ejecución de dichos cambios. Pero aquello no funciona, porque no están haciendo las cosas como se deben hacer y debería "SABER" hacer. Resultado: e-mail con retintín, soberbia y falta de tono.
"Por favor, prueba los cambios antes …

Volando voy

Imagen
Es curioso cómo están planteados los vuelos de corta distancia. A saber: Hay que estar una hora antes en el aeropuerto, recoger la tarjeta de embarque (que el barco no lo veo por ningún lado, pero bueno) y luego esperar no sé cuántos minutos a que salga el avión.
Si el viaje se te da más o menos normal, es decir, si se te pasa volando, llegas al aeropuerto de destino a la hora prevista. Pero queda la ruta rodada del avión, el autobús y luego dar largos paseos, bolsa de mano en mano, por los pasillos del puerto aéreo.
Y todo, al final, para coger un taxi que, tras una hora de camino, te cruje y te deja en tu casa o en tu lugar de destino: hotel, oficina o descampao.
Total, que empiezas a valorar el patinete como medio de transporte ideal: Contamina menos que las toxinas de Al Gore, te ayuda a estar en forma, y tarda lo mismo que el avión. Todo ventajas.

Hoy, mientras volaba, y por aquello de relajarme un poco, me puse a mis Héroes para también recrearme en la suerte de tener entradas para…

Ponerse en forma

Imagen
No hay más remedio: Renovarse o morir. Cada uno pone su límite en una marca de la báscula, yo llevo tiempo fluctuando sobre ese límite. Así, y embargado por la moda post-vacacional, que es la misma que la pre-vacacional y la misma que la de año nuevo-vida nueva, he decidido volver a recuperar la forma, la que tuve y perdí, la que ansío tener mientras me colapso al borde de un plato de huevos revueltos con morcilla, la que me hace dormir mejor, soñar mejor y vivir mejor. La mejoría absoluta, haciendo bueno el "mens sana in corpore sano".
La que me hace sentir como el "David" de Miguel Ángel: Admirado y universal.

En fin, que me he puesto manos a la obra (a trabajar en un andamio, ahí sí que se suda, que dicen los mayores que no entienden que paguemos euros por sudar).
He comenzado con carrera continua y ejercicios de cintura. La carrera, medio bien, la cintura un poco peor.
Mientras me contorsionaba de un lado a otro con los brazos en jarra, y luego sueltos y luego a…

He sido bueno

Imagen
El otro día Sergio me convenció para que le cediera mi otro blog, ese que andaba parado hace tiempo. He sido bueno.
Ahora leo su/mi blog y me alegro: Mientras escribe al menos no se tuerce nada. Parece que le ha gustado y ha empezado fuerte, nada menos que tres post en cuatro días. Yo, que dilato mis post por no sé cuántos motivos (otros lo tienen parado por otros tantos, como diría Sabina "nos sobran los motivos"), he pensado que esta solución es muy buena: escribir poco pero más asiduamente. Tampoco va a ser un twitter pero vamos, que quizá durante una temporada pruebe a esto de la escritura compulsiva, franca y sin revisar.

Por probar.


Buscando talentos

Imagen
Mucha gente se pregunta y preguntará porqué tal o cuál no se ha apuntado al casting de "El Rey de la Comedia". Viendo un rato este programa, ni peor ni mejor que cualquiera sobre castings, se entiende este porqué.

Aburrido estoy de ver gente sin gracia; que la tiene pero se pone nerviosa; que no la tiene pero se cree que sí y se enoja porque no le cogen; chistes de cuando Ángel Cristo era domador; parodias de parodias; imitaciones de imitaciones y gente que dice que no es graciosa como en plan pasota por si cuela y hace gracia. Por no hablar de los que se ponen una peluca como si estuvieran en la Plaza Mayor en días navideños.

Parece ser que pronto lanzarán el supercasting, que será una mezcla de todos los castings hechos hasta ahora: buscarán cantantes (como en OT), humoristas (como en el ya comentado programa) y bailarines (como el "Mira quién...").
La fórmula está clara y funciona: Nos gusta ver humillados, llorados, chillados, exagerados, a los demás: Después de …

La comida de casa

Imagen
Esta noche, como no es costumbre, me he preparado comida para mañana, para llevar a la oficina.

Siempre he tenido cierto repelús a la liturgia de las tarteras. Entiendo que es más sano comerte unas lentejitas que ha preparado tu madre hace dos días, que ha congelado y guardado para tí. Sé que es mejor.

Pero es ver el pedazo de cacharro que traes y abrirlo en plena orgía de olores: el churruscado olor a comida quemada desde el microondas "vigilado" por el Sr. Gordito; la peladura de naranja de la Srta. ListaQueTieneLaRespuesta; el chorizo frito...

Ver las albóndigas que asoman por la boca del que habla sin parar; la mesa llena de restos y marcas de caldos vertidos inadvertidamente; los improvisados mondadientes...

Sentir la proximidad del compañero de mesa, a veces desconocido a veces ingratamente conocido, notar que hace rato pasó su momento AXEADO; oir, como si tuviera un mosquito mascando cornflakes en mi tímpano, su "cracoteado" de pan tostado; mirar hacia delante …

Otra vuelta

Imagen
De vuelta a un horario más civilizado, aquel que permite trasnochar un poco. De vuelta a costa de algún necio que hace buena una reflexión (mía) : "No es más buena gente la que más sonríe".
De vuelta y a vueltas con las novedades tras mi vuelta(¡qué mareo!) de las vacaciones.

Tras un dudoso merecido descanso (ya se sabe: “Si no tengo otra cosa que hacer, trabajo”) y una vez relanzada la actividad económica en diversos lugares a base de mi compulsiva manera de gastar euros me da que vuelvo a sentarme unas cuantas horitas al día para calmar a acreedores y sentirme realizado como persona.

Atrás quedan los largos en la piscina, que me comprometo a continuar en cualquiera de invierno que no tenga todas las calles llenas de candidatos a bombero, porque si no, salgo del agua con más estrés que cuando entré.

Atrás también las puestas de sol, en breve saldré cuando éste haya caído ya, adiós Sol, pues.

Atrás el quedarse una hora más en la cama, por ejemplo un martes, si me apetece.

Y otr…

Buscando a Truman

Imagen
Comencé la semana pasada mi primera de vacaciones, así que no más fotitos playeras para cerrar los post, ¿o sí?
Salimos en plan road-movie por tierras de piel y cartel de toro (a pesar de que algún catalanista absurdo y necio ande por ahí derribándolos: ¿lo volverán a poner como hacen con la mano de "La Cibeles"?).

Uno va ya cumpliendo años y aunque se siente más rolling-stone que nunca estuvo de puta madre darse un baño de sentimiento adolescente al lado de las "Leyendas del Rock", en el festival que se organizó en Murcia.

Allí lucí mi cutis más que "yogurín" al lado de Sherpa y resto de barones rojos; escuché una vez más "No hay ningún loco" y sobre todo presencié una actuación de Panzer. El grupo de rock que saltó a la fama, entre otras cosas, por volver loca a una abuela de Vallekas: "la abuela Ángeles", que llegó a ser portada de uno de sus discos.

Carlos Pina, líder de aquella banda, salió al escenario mostrando una realidad simple …

Nuevos de temporada

Imagen
En verano se realizan muchos contratos de temporada, de esos que sirven para maquillar las estadísticas sobre el paro pero que no sacan de pobre a nadie.
Es inevitable encontrarse con algún inexperto debutante a los mandos de un "transpalé", un dumper, una caja registradora o una simple escoba y su cubo con ruedas (no lo dejes en la calle justo al doblar la esquina que me lo voy a llevar al curro colgando del retrovisor, joder).



Para ello, la paciencia es fundamental. Todos hemos sido nuevos en un trabajo, y de alguna manera, seguimos siendo nuevos en cualquier otro aspecto de la vida:
Cuando entramos por primera vez a una piscina climatizada y dejamos el albornoz en el borde del vaso, por ejemplo (que es como llaman los listos a la piscina de toda la vida: "El vaso de los niños está allí detrás", que yo pensé: "Pues de puta madre, ¿y mi cervecita, dónde anda?". Yo siempre pensando en la rubia con boina blanca, ¡qué le vamos a hacer!).
También andamos despita…

Una noche de verano

Imagen
La calle arde, la piel también. Estamos a no sé cuántos grados, nadie lo sabe. Si nos fiamos de la pantallica con reloj incorporado, vamos listos. Es lo más parecido a los relojes con calculadora que tenían los niños con más posibles en mis tiempos de colegio: Quedan muy chulos pero son una mierda.

Nadando es este calor avanzamos, paseamos y charlamos. De pronto, cerca, unos vigilantes del metro, ese que quita vagones y horarios en verano para que el personal que se queda en la capital siga igual de jodido que en invierno, reducen a un joven de aspecto y lengua bereber. El vigilante joven (hay otro viejo) tiene una pinta terrible, de esos que no quieres encontrártelo ni en la cola de Shrek Tercero, por muy meloso que se ponga el chaval con su bidón de palomitas. El sospechoso grita cosas desde el suelo. El vigilante terrible bloquea los movimientos de éste con rodilla en pecho y la mano que le queda libre. La otra la utiliza para amenazar con la porra. Dichosa porra que sólo provoca do…

Ir de boda

Imagen
No es que quiera emular a mi gran amigo David y contar aquí un monólogo sobre "Las Bodas". Tampoco copiaría ninguno suyo (la cantidad de búsquedas de google que dan con mi página poniendo "monologo de" y lo que sea). Anda la gente muy plagiadora y muy escasita de imaginación. Pero necesito un poco de terapia post-boda.

1800 kilómetros en menos de 24 horas (sí, podía haberme ido en avión, lo sé, pero me hubiera perdido a la Sra. de Truman conducir al estilo Pulp Fiction: Reflexionando en voz alta sobre los putos peajes catalanes) han avejentado mi cuerpo unos cuatro años. Digamos que lo justo para no poder pensar en ir a las próximas olimpiadas: La flexibilidad la perdí hace tiempo, el fondo encontró una "n" hace también varios años y la capacidad de reacción no se activa ni cuando se me caen 20 euros al suelo, pero después de este fin de semana he tocado fondo (otro tipo de fondo).


Todo comenzó unos días antes cuando decidí ir sin traje y decididamente fash…

La credibilidad

Imagen
Aprovechando que me he pasado por la página del Evento Blog España y apoyando su celebración en la edición de 2007 con el banner que he puesto por ahí, he leído el manifiesto final que se elaboró tras la conclusión del evento y a partir de las conclusiones generadas y las aportaciones del mundillo bloguero.
Se habla mucho de opinar, de libertad, de respeto. De que los blogs han cambiado la comunicación, la información. Está muy bien.

Sin embargo yo, cuando leo un blog, un periódico incluso un anuncio de pisos me es inevitable (imagino que a los demás también) valorar la credibilidad del informante.

Por eso, cuando Camacho sale en la tele, retotollúo como está, con su camisa blanca, paseando por la playa, y me ofrece irme a comprar un chalecito al lado del suyo me lo creo más, me apetece más, que cuando me lo ha ofrecido, cinco segundos antes, el director general: un joven calvito prematuramente y sin una gota de color en su piel.
Camacho vende, porque se piró del Madrid en cuanto Floren…