Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2007

Evento Blog 2007

Imagen
Mañana viernes estaré en Sevilla, en esta nueva edición del Evento Blog España. Que seguro supera la gran edición pasada.



Intentaré aprender y aportar todo lo que pueda aunque realmente, cuando uno va a un congreso, evento o feria de lo que sea, va a ver si pilla de todo lo que salga gratis (pegatinas, pósters, folletos, monográficos, cafés, bollitos, tapas, cerves) y a hacerse fotos con todo el que pase por allí, que también es gratis.

Somos así. Vemos una cola de gente en la playa y un chavalito sacando zumos de una nevera y nos ponemos a la cola. Pero nos ponemos tres y cuatro veces, que luego, como vamos en bañador, vamos intentando hacer una repisa con los brazos cruzados, la barriga sacada y las tetas, mientras llevamos otro mordiéndolo por el tapón.


Pero eso sí, vas por la calle y un inmigrante te quiere dar un papel publicitario y le haces un quiebro o te torsionas como si fuera a pegarte algo. Como estás en la calle y es un inmigrante...

Pero si vas a un congreso es diferente: a…

Zeb 2.0

Imagen
En un alarde de innovación tecnológica voy a meter música en el blog. A ver qué tal.
Siempre le he dado importancia sobre todo a la palabra escrita y en ello me he amparado para que el tono naíf de mi página no pareciera resultado de mi ignorancia al respecto de lo que se llama ya Web 2.0, que a este paso se llamará 3.0 o 1000.0, o en vez de Web , Zeb 2.0.

Y es que va todo a la velocidad de la luz, es como si Superratón manejara los hilos uerrelenianos con la misma facilidad que yo me canso del curro.


Va todo tan deprisa que ahora no compramos algo por lo que en sí mismo tiene de utilidad sino por lo que nos dicen que hace además de para lo que sirve.
Así, compramos un móvil antes que otro si éste lleva cámara incorporada (si hace vídeos, mejor) o con mp3, para escuchar música, independientemente de cómo funcione de aparatosamente como aparato telefónico.

Antes, a lo sumo, se compraba en casa una enciclopedia donde se encontraba con la mayor facilidad del mundo el vocablo más raro que el…

Al final muere

Imagen
Ayer ví El Orfanato. No voy a decir eso de “Al final muere”. Esto es algo que le gusta mucho decir a la gente y luego, para arreglarlo, te empiezan a decir que no es así exactamente y ya te explican, que es casi peor, porque se nota claramente qué parte se están inventando y qué parte no, con lo que, sumado al trailer-revelador, casi no te merece la pena ni bajártela con la complicidad de Telefónica.

Otros, más cautos, te van dando pistas vagas casi mordiéndose la lengua: “Se parece mucho a esta peli” o “el final es como esta otra”, o empieza que parece esto pero al final es lo otro.
Uno ya no sabe si dejar de tomar café con los compañeros o hacerles tomar a ellos uno tras otro hasta dejar la máquina sin vasos o palitos.

Esta urgencia por saber y contar hace que a uno le resulte muy complicado hablar de sus proyectos de ocio a corto o medio plazo.

“Este finde vamos a ir a ver el nacimiento del río Mundo”.
-“Pues es una pena porque cuando está bonito, bonito, es en primavera…ahora vas a p…