Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2008

Aguantar la puerta

Imagen
Llevo cuatro meses en mi nuevo destino (nada profético, bastante trivial y muy absurdo).
Y hoy(el otro día, vaya) ha sido la primera vez que no han aguantado la puerta al notar que venía alguien detrás, en este caso yo.
La puerta es de esas "cortafuegos" que pesan un huevo y se cierran más bruscamente que las puertas del tren de cercanías.
Reconozco que más de una vez uno está al borde del esguince de hombro si la aguanta para que pase una señorita de buen ver y descubre que, tras ella y a escasos pasos, la alcanzan, veloces y perversos, el resto del grupo que baja a desayunar. Pero no por ello hay que dejar de hacerlo.

El cordial ser humano ha sido uno de los jefecillos de la planta, como no podía ser de otra forma. El mismo lameculos que sostenía las cajas de pastelitos que su jefa había comprado para invitar en una ocasión: Ella delante, marcando tacón-puta-tacón, él detrás, intentando seguir su paso sin sobrepasarla mientras le decía cosas a la oreja (esta gente no tiene o…

Historia de una cámara 4ª Parte (El desenlace)

Imagen
Quedaban 2 días...


En la oficina, entre marrón y más marrón, entre ojos escrutadores de pantallas ajenas y presión pro-contractura en mi chepa, saqué huecos para realizar visitas esporádicas a la página oficial de Afotoprin.

En ésta me recreé visualizando varias ofertas que tenían, entre ellas unos packs muy majos:
El que veía con muy buenos ojos contenía la Nisun AXT 90, que además de más barata, ya me había "vendido" la dependienta como muy buena y cercana a la AXT 95.

Estaba imprimiendo el folleto con las ofertas cuando me llamó.

-¿Truman?, te llamo de Afotoprin. Te puedo conseguir la cámara para mañana.

Por fin. La AXT 95 era mía. Llegaría justo el último día del plazo que me establecí. Me alegré bastante.

Pero algo iba mal.
Ahora giraba dentro de mi cabeza el pack con la AXT 90 mientras la chica de la tienda me decía cosas a través del móvil.

Hasta que la espeté: -Oye, ¿y la AXT 90, la tenéis también?
Me contestó un poco contrariada. Se supone que había hecho las gestiones necesa…

Historia de una cámara 3ª Parte

Imagen
Quedaban 4 días...

Domingo, día de algún señor, es un día que se hace tremendamente corto. A saber: Te levantas tarde, haces zapping sobre programas de zapping en la tele y te vas a casa de tus padres a comer, cafelito y repaso de la prensa incluído.
Luego llegas a casa y te da el bajón de los domingos por la tarde (algún día escribiré sobre ello).
Total, que hasta la noche no me puse de nuevo con mi objetivo.

22:00 P.M:

Tras enredar un rato por internet me puse a intentar hacer mi pedido a Morcipania de mi cámara.

Para empezar comprobé con sorpresa que el precio se había incrementado sobre el inicial y me volví a acordar de la chica de la HACENÁ: "Esta oferta acaba hoy,Esta oferta acaba hoy".

Repuesto del disgusto opté por seguir para delante (el precio seguía siendo muy bueno).

Primer paso: Registrarme en su web.
Segundo paso: Seguir los pasos del "carrito de la compra".
Tercer paso: Elegir la forma de pago.

¡Chaaaaaaaaaaaaaaan! ¡La forma de pago!
Tenían tres formas de hacer…