Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2008

Cuentos de Heavy Rock

Imagen
Lleva ya unos cuantos "post" funcionando.
"Cuentos de Heavy Rock" es un blog que, como su nombre indica, va de heavy metal, hard rock y lo que se tercie. Por cierto: "Ponme dos tercios"...


...Ahora mejor.


Frente a otros blogs y portales temáticos, éste se nos revela caprichoso y alternativo: Su intención no es abarcar toda la información de todos los grupos que sacan disco o no, de todos los bolos, de todos los festivales y de ahí lo caprichoso de la elección de un tema u otro.
Por otro lado, la visión reflejada no está mediatizada por ningún acto promocional, nómina o interés como parte interesada, de ahí lo alternativo.

"Cuentos de Heavy Rock" nos trae información de primera mano de festivales, grupos y discos. De primera mano porque: o bien se bebe de fuentes muy, muy directas o bien se parte del "aquí estuve yo" para realizar una crónica subjetiva y sincera de lo visto, oído y sentido. No necesariamente de eventos muy destacados o apoya…

Cada uno a su bola

Imagen
Ya casi se me olvida que entraba de vez en cuando por estos lugares(por estos lares). Debe ser que me he contagiado del resto de la humanidad(del resto de los mortales) y voy a mi bola. Más bien a mi puta bola; que es como parece ya inevitable expresarlo.

Debe ser parte de la psicosis que me invade de vez en cuando o siempre o cuando me doy cuenta lo sé pero está siempre ahí, pero el caso es que últimamente no me encuentro más que ejemplos de gente que va a su puta bola cuando debería prestarme un poquito más de atención o ser más majos o ser más tolerantes o ser más auxiliadores.

Pero no pasa nada, yo respiro hondo, imagino que les someto a un sutil y pertinaz "abofeteamiento" y luego me entrego a la pasión desbordada de ver cine, por ejemplo: "Un tranvía llamado Deseo" y así me reconforto al pertenecer a la dura realidad antes que a la muy puta ficción.

Un tranvía llamado Deseo

Llevo un rato pensando porqué le sonrío al frutero mientras me clava dos manzanas viejas o…

El partido de fútbol

Imagen
Podría ponerme sentimental, como Antonio en esta entrada "Me gusta el fútbol", pero no me sale.

Hoy he ido a jugar mi partidito semanal de fútbol, fútbol-sala, tras una pequeña lesión en el tobillo, ningún entrenamiento en varios días (o semanas o meses) y una jornada anterior maratoniana de bares.

Eran las diez y media de la mañana, el sol se aseguraba de lesionarme la vista (a pesar de mis generosas pestañas y mis párpados de boxeador) y a la vez me recordaba que el principio de deshidratación no tenía nada que ver con el tiempo de exposición o la falta de líquidos prolongada, sino que se podía manifestar así, sin más.



Estaba sentado en el suelo, al lado de las bolsas de deporte, mientras mis compañeros jugaban ya la segunda parte, a veces mal a veces regular y esperaba mi turno para saltar de nuevo a la pista y por la pista, cuando, de pronto, he sufrido una crisis existencial.

-¿Qué cojones hago yo aquí?-he pensado casi en voz alta.
-El sol cascando, reventado con dos carrer…

Los héroes no votan

Imagen
El fin de semana ha sido tirando a chungo. El exceso electoral, el exceso de análisis y el exceso de sonrisas ha podido conmigo.

Lo único que ha tirado un poco de mi castigado ánimo ha sido ver al Chikilicuatre ganar la selección a Eurovisión. Que si bien muchos tachan dicha victoria de barbaridad creo que será, entre otras cosas, porque no vieron/escucharon el resto de canciones finalistas.

Bueno, lo único, no. También me animaron la mañana, por mi mirada malsana, unos niños que hacían un espectáculo de estos que se montan para que los padres vean en qué se gastan el dinero y los niños se animen un poco a seguir. El motivo, ése explicado, el medio: un violín.
Daba pena ver a los chicos articular apenas 10 segundos de estridente melodía: más cercano al "trash metal" que a la música clásica (con todos mis respetos para el "trash metal"). Y a algunos de ellos adoptar pose de cortador de jamón, piernas separadas incluídas, como esperando que le tiraran desde el escenari…

los blogs muertos

Imagen
Hace unos meses me contaba M4rt1n la idea de escribir sobre los "blogs muertos". Aquellos que se actualizan menos que los profesores de latín.
Luego encontré un post de Gustavo Montes comentando algo al respecto.
El caso es que parece que el amigo M4rt1n arrastró, como profeta 2.0, con plática y desbordamiento informativo a sus colegas: el mencionado Gustavo, José Antonio Francés o Antonio de la Torre a comenzar con esto de los blogs.
Yo también fui uno de los incautos que le hizo caso, apabullado por su entusiasmo.

La mayoría de estos blogs, incluído el del propio M4rt1n, corren ya cierto riesgo (por no ser yo quien certifique nada) de pertenecer a esa clase de "blogs muertos": blogs que hace tiempo que no se actualizan y que hacen que, independientemente del número de visitas que tengan, siembran la decepción en quienes nos asomamos a leer alguna inexistente buena nueva.

El hecho de mantener vivo un blog (cosa más complicada que el cuidado de un tamagotchi o el per…