Los Macarrones Truman

Comenzaba la semana y ya acumulando posts. Al final se fue liando la cosa y con este que escribo cierro la semana, que no el año, a pesar de la fecha. O sea, el de "fin de año" lo dejo para el año que viene, porque algo en plan cierre de campaña habrá que contar.

Lunes 28
El lunes 28 estuve viendo al Lichis en la radio (RNE), que intervenía en un programa monográfico sobre La Cabra Mecánica.

Si se acuerda de mi jeta o me lee por estos lugares (lo de lares ya lo digo demasiadas veces) debe pensar que le persigo en plan psicópata adorador del mito y que en plan Chapman un día me lo cruzaré por Rivas y ¡crashboombang!

Porque claro: le conozco; he hablado con él; pero no sé si me reconoce. Tampoco sabría qué decirle: ¿hola? Sí, algo así. Con el señor Polaino, super feliz a su guitarra y contento de los años que le quedan por vivir, me imagino (¡Imagine, imagine!) me pasa tres cuartos de lo mismo: Yo en mi butaca y el tío me mira y me saluda: "¡Ey!".
Yo le miro y esbozo una media sonrisa. ¿Quién te dice a tí que no esté saludando a la muchacha de la butaca de arriba?

Pues eso, que uno no sabe cómo actuar.

Hablando con la señora Truman, he pensado que lo mejor será que les invite a él y compañía a unos macarrones en casa, los genuinos macarrones de estudiante que con el paso de los años y cierto mimo he convertido en los deliciosos "Macarrones Truman". Algo de vino y algo de jamón de los Pedroches también caería, está claro. Y así, una vez que nos conozcamos todos y usen nuestro baño (es irrefutable la teoría de que este hecho une más que una acampada) nos podremos poner manos a la obra con uno de mis ambiciosos proyectos (Dios mío, concede más tiempo, que no me vaga).

A lo que iba: El programa de radio estuvo muy bien. Los show acústicos del Lichis y compañía suenan de maravilla. La canción "Valientes" le pone a uno la piel de gallina punk. Aunque, todo hay que decirlo, el ambiente en el estudio fue más bien frío.

El señor de producción no nos trató mal, pero tampoco bien. Venimos de público gustosamente a disfrutar del evento pero también somos parte necesaria del mismo y no estaría de más poner a alguien que te generara buen rollo desde el principio (tampoco supieron/quisieron hacerlo los del equipo del programa, la verdad) si luego quieren que cantemos, aplaudamos y contestemos a sus miniarengas.

Entró Fito en directo vía telefónica. Intervenía entre otras cosas a propósito de la gira que están realizando juntos: La Cabra Mecánica de teloneros y Fito y los Fitipaldis de superstars. Este lunes tocaba Madrid (Palacio de los Deportes): 27, 28 y 29 de diciembre eran las tres fechas programadas. Sobre la nueva marca del Lichis, "Miguelito" y su despedida de "LCM", dijo:
-Que se llame "Miguelito" como si se llama "Renault"...el artista va por dentro.

Bueno, aquí lo dejo, quizás otro día escriba un post entero sobre este primer hito de la semana. LCM salieron pitando para el Palacio.

Martes 29
Entradas para ver a Fito y al Lichis. Entramos con tiempo tras dos cañitas con su tapa (la tapa gratis, la caña valía lo que una caña + una tapa: No, eso no es una taberna andaluza como las que yo conozco, no señor).

Como siempre, sin esperar cola (veteranía obliga).
Llegan las 20:30 y salta Fernando Polaino con el mismo entusiasmo que viene demostrando. Luego el resto de la banda y el Lichis.
"Felicidad", "Valientes", "Siesta" y así una hora. El Lichis flaquísimo ya, contento y relajado. El relax que da la despedida, como el que ha recogido el título de graduado y ahora sólo pasea repasando las notas.
Por cierto, se le está poniendo un aire a Richard Ashcroft, que pa qué.

Richard Ashcroft

La Cabra Mecánica en el Palacio de Deportes de Madrid

¡Qué buenas, alegres y cañeras las versiones de su Carne de canción!


Y a las 22:00 sale la banda y Fito. De previo, como ya nos tiene acostumbrados: vídeo vitalista, gracioso y que enciende ya los ánimos del personal.

Vídeo: Fito y los Fitipaldis en el Palacio de Deportes de Madrid

Comienza con "Antes de que cuente diez". Fito tiene la cara desencajada de responsabilidad y apostaría a que la boca más seca que la mojama. Mira, mira, quiere notar, percibir que la cosa va a ir bien. Y, como una contractura que se disuelve al paso del dedo fisioterapeútico, es tal la euforia de la peña que pronto le cambia la cara y comienza a disfrutar.

Fito es honesto. Su música lo es. El cariño que muestra a sus compis y a la gente no es gratuito aunque es gratis (lo de la entrada es para pagar a los mantas que tratan a la peña como ganado en cuanto se acaba el concierto, recordando a otras gestas inhumanas de la historia).

Fito en Acción

Lo peor con diferencia, sin embargo, es este público que atrae Fito. Tan pijito, tan moña, tan ¿joven? Sí, me estaré haciendo mayor pero se me ponen los ojos como al Coyote cuando veo a parejitas sin gracia bailando como si estuvieran en la disco más "in" de la parte más pija y monetaria de la ciudad. Vomitaría si no fuera porque sé que me acabaría manchando yo también. Sí, porque estábamos holgados pero más de uno pensaría que todo el Palacio era para él y los demás teníamos la obligación moral y clasista de hacerle un corro. Y cuando no, había quien se ponía a bailar una "lenta" en plan fiesta superchupidelinsti. Bueno, hubo quien se empezó a dar la paliza tanto que se ganaron el apelativo de "Los Follas".
Por un momento pensé que estaba en un macroconcierto de los 40 principales (con todos mis respetos, que haberlo, haylo).

Porque Fito dice que "Qué necesario es el rock&roll, qué prescindible el cuero", pero mi chica lo tiene claro: "Qué imprescindible el cuero".

Así sea.

Sonó de puta madre, muy bueno el homenaje a los Platero, con fotos de la banda proyectadas mientras Fito cantaba a lo autocantor "Al cantar". Muy bueno el tema acompañado por el Lichis, y el homenaje a la Cabra en "Todo a Cien" en el videowall. Bueno, el VJ se lo pasó pirata mezclando en directo.

Y, como también nos tiene acostumbrados, mil y un temas acabados en alto que hacía que la peña se volviera loca.

Fito y los Fitipaldis


Miércoles 30
Nos espera el Krahe en el Café Central. También la lluvia y el ensayo de las Campanadas. Antes, un poco de bacalao y tortilla brava. Que no tenemos jartura, es lo que pasa.
Luego, guarda tensa en la cola del Café hasta conseguir un par de sillitas(hubo mucha gente que se quedó fuera) y un par de cerves.

A las 22:00 sale "Javierito Krahe" y su banda. Inclasificable artista. El mejor "monologuista" que he visto en mi vida. Te transporta el muy cabrón. Sublima el verso y se ríe de la ejecución musical en una artimaña asíncrona.

Javier Krahe y su banda en el Café Central


Enciende su purito y nos inunda con su cómica erudición, con su erudita comicidad. Al final, casi al final, nos regala un burdo rumor. Y nos vamos a casa traspasando el simulacro finalizado de campanada uvada.

Jueves 31
Hoy jueves bastante tiene uno con superar los resúmenes del año de la tele, el reportaje al relojero de la Puerta del Sol y no llegar tarde a la cena.
Truman hace votos para que el año que viene sigamos teniendo el mismo entusiasmo para seguir y admirar tanta capacidad creativa. Y seguir la senda del talento.


Fin de Fiesta en el Palacio de los Deportes de Madrid (29-12-2009)

Comentarios

Lohfoyah ha dicho que…
¡Vaya semanita que llevas, Truman!

Has visto concentrados en pocos días a tres monstruos de la música en español, y más en particular de la letra musical.

Grandes genios.

Gracias a talentos como los suyos merece la pena escuchar canciones en nuestra lengua madre.

¡Que sea por muchos años!

Feliz año, Truman.
Truman ha dicho que…
Gracias por el comentario, Lohfoyah.
Muy bueno todo lo que apuntas.

Y Feliz Año, claro.
Drea ha dicho que…
Jajaja, veo que no paras, qué suerte!!

Entradas populares