Visitas Inesperadas

Hoy he recibido muchas visitas inesperadas.
Gracias a M4rt1n, nuestro DJ entró aquí y comenzó a enviar a sus compis el enlace.
Eso de tener de pronto tanta notoriedad abruma un poco. Aunque el problema real es otro:
Al parecer me han identificado en la oficina con un compañero y la peña se ha ido descargando mis post en carpetas con el nombre del compañero con el que me confunden. Me imagino que, al igual que eso, habrán ido poniendo nombre al "pequeño ruiseñor" y otros personajes que viven en este blog.

Yo, Truman, vivo en este blog. Invento este blog. Y, dentro de dar algún que otro recao, intento que el que se pase por aquí se eche unas risas o sonrisas que alivien su mal día o lo refuercen si es bueno.

El blog empieza y acaba aquí. Los comentarios están abiertos para que cada cual exprese su opinión. Mi compañero se queja que le llegan correos sobre esto o aquello. La gente le llama Truman o simplemente vienen a quejarse por tal o cual aserto.
Esta gente no entiende el blog y no debería entrar en él. Yo no los quiero dentro.

El que empiece a sacarlo, descargarlo o enviarlo por donde no debe, quizá no sepa que está mezclando dos mundos totalmente distintos. Y eso siempre es peligroso.

Espero que no tenga consecuencias para mi compañero, que está un poco intranquilo. Si las tuviera, no habría más remedio que desenvainar.

Comentarios

Notengofoto ha dicho que…
Inaudito Truman.
Esto me recuerda los casos de algunos artistas que fueron perseguidos porque sus obras se tomaron en el sentido equivocado. Un desgraciado ejemplo sería el de Salman Rushdie.
Espero que lo tuyo no sea tan escabroso, y que decidas seguir deleitándonos con tus posts día a día.
Porque merecen mucho la pena.
Anónimo ha dicho que…
Sería una verdadera pena que dejaras esto porque realmente me he echado unas risas reconociendo a la gente y creo que lo haces con la intención de divertir.
Desde aquí te animo a continuar con ello.
el usuario anonimo ha dicho que…
echale cojones
Anónimo ha dicho que…
Joder, Truman. Recientemente ocurrió algo en mi oficina que me recuerda muchísimo a la experiencia por la que está pasando tu
compañero.
Al igual que él, otro compañero mío era dueño y señor de un hilarante blog al que teníamos acceso todos como personajes
caricaturizados,pero muy pocos como invitados. Un buen día, alguien se fue de la lengua y el blog pasó a ser, como tú dirías,
"un secreto a voces".Con suma facilidad, los caricaturizados comenzaron a identificarse con las caricaturas, y empezaron los
problemas . Ellos no entendían, como tú y como yo, que en los blog se ironiza, se bromea o se critica. Se vive una segunda vida
en la que podemos ser espadachines, caballeros andantes o defensores de causas perdidas. ¿Sabes?, cuando leía el blog de mi
compañero, al que tenía más problemas para reconocer , curiosamente, era a él mismo . Es curioso cómo tendía a idealizar su
persona y ridiculizar las de los demás, como si fuera protagonista de su propia miniserie o habitante de un mundo en el que
todos están de paso menos él . La verdad es que esto de los blogs no deja de ser un poco eso,¿no?: otro mundo....
Siempre he sido amante de la lectura y escritura, y me ha agradado leer tus post. He pasado buenos ratos. Yo también escribo
historias en las que incorporo experiencias propias o personajes conocidos, pero nunca se me ocurrió colgarlo en internet. Llámalo timidez. El problema de la red, es que no existe derecho de admisión y siempre estás sujeto a este tipo de "visitas
inesperadas". No todo el mundo es capaz de bifurcar tan brillantemente vida real e imaginaria. Seguro que incluso para muchos,
tener un blog es una pérdida de tiempo. Tú ni caso. ¿Qué sabrán ellos?.
Pero volvamos a la historia de mi compañero :
un buen día, al buen hombre se le hincharon los cojones y amenazó con desenvainar, igual que tú. La verdad es que habría sido
muy fácil despedazarle allí mismo. Habría bastado con remitir determinados correos a determinadas personas y la cuestión habría
quedado zanjada antes siquiera de haberles supuesto un problema. El caso es que, por suerte para mi compañero, esa gente
conocía sólo una vida y una moral. No eran habitantes de un mundo de espadachines ni caballeros medievales y actuaban según les indicaba su conciencia. Y en este caso, su conciencia les indicaba que aquello habría estado mal.
De esta forma, el resto de compañeros caricaturizados olvidó lo que sobre ellos habían leido y el bloguero en cuestión pudo
seguir ironizando, bromeando y criticando. Pudo continuar siendo espadachín, caballero y defensor de causas perdidas .

Suerte.
Truman ha dicho que…
Gracias notengofoto por tu comentario. Me halaga y me da fuerzas. Seguiremos en la brecha.
Truman ha dicho que…
Gracias, anónimo I, por tu comentario. Me consta que hablas con sinceridad y que captas el sentido del tema.
Truman ha dicho que…
Gracias también a anónimo II, al que invito desde aquí a que se haga su blog y se ponga a publicar todo eso que tiene por ahí escrito...
Sin embargo noto una amenaza velada en tu comentario. Por cierto, yo no amenazo cuando digo que "no habría más remedio que desenvainar". Hablo de defensa, no de ataque.
Truman ha dicho que…
Gracias a anónimo I y medio, que me lo he saltado. Muy explícito sí. Muy en mi línea. Lo intentaré, no lo dudes.

Saludos varios a todos los que siguen entrando desde las dichosas carpetitas/rutas.
Anónimo ha dicho que…
Truman, no sé de qué me hablas. Yo te estaba hablando de algo que le pasó a alguien que tenía un blog y que trabajaba en una oficina en la que yo estuve.
"Estás mezclando dos mundos totalmente distintos. Y eso siempre es peligroso".
Nadie mejor que tú debería saberlo.
Anónimo ha dicho que…
Truman, te desafío:

Por hipócrita, por cobarde, gallofero, por ocultarte detrás de un blog
para caricaturizar a tus compañeros, por divinizarte, por pedante en tus
comentarios, por ser una mierda de currito que no sabe asimilarlo, por mal
escritor e intentar ser un nefasto imitador de Perez Reverte y porque entraré
cuando me salga de los cojones en tu puto blog.

Pero todas estas razones no son motivos suficientes para desafiarte, ya que el mundo
está lleno de cagones y mamarrachos, que al igual que tú no son capaces
más que de desenvainar las espadas en las teclas de un ordenador.

La principal razón es que no tienes ni puta idea de cine ya que asegurar que la bazofia
de "El capitán Alatriste" es una buena película daña cualquier sensibilidad
de las personas que amamos al Alatriste literario.

Dicho esto, retiro el desafio. Lo retiro porque yo también soy un cobarde que
se oculta bajo un usuario anónimo y además, ¿qué valor tiene un duelo entre cobardes
con espadas informáticas?.

Por cierto, enhorabuena por tu fabuloso ego ya que "encajar" la comparación
con Salman Rushdie como tu lo has hecho, no demuestra más que lo que me suponía:
que escribes para olvidar tu penosa vida, montante tu propia novela cabelleresca
en la cual tu seas el protagonista teniendo una corte de lacayos que te idolatren.

Y así acaba el último post que escribiré en esta mierda de blog.
de cobarde a cobarde, sin olvidar recordarte dos cosas:
- Que yo se mucho más de ti que tu de mi.
- Que esto sólo es un blog

Hasta luego, Truman

Entradas populares