Lucideces escribe Poemas

Un día puse por aquí el anuncio del I Concurso de Relatos de Chusticieros.

Participé con un relato que, al margen de ser premiado, contribuyó al magma literario de esta web tan 2.0 que uno llega al hartazgo de vasos de cubata, poses manidas y flashes de ojos rojos.

Por promocionar el concurso, mi gran amigo Lucideces se comprometía a la complicada tarea de escribir un poema relacionado con la página o blog anunciante.

Y compromiso llevado a cabo.
Aquí dejo el poema que dedicó a este olvidado blog (por menesteres más urgentes) que no está abandonado al oleaje compulsivo de las visitas, la periodicidad minimalista o la extorsión copulativa del "AdSense".




Truman y sus problemas

Truman esperaba otra cosa,
buscaba otra cosa,
soñaba con otra cosa,
y entonces sólo se encontró con problemas.

Le gusta los Héroes del Silencio,
pero no callarse
lo que nadie se atreve
a decir en voz alta.

Quizá por eso le excita tanto
jugarse el tipo ante desconocidos
que no saben nada de él.

Truman sube al escenario.
y disfruta sintiendo su fuerza,
la misma fuerza con la que espera
conseguir la gloria
que entregan los aplausos,
y las risas que terminan escapándose
en el punto más alto de un chiste.

Truman afronta las rutas
de las carreteras a solas...
es cierto, que a veces le acompaña su chica,
o algún amigo que se dedica a lo mismo,
pero los monologuistas saben
que antes o después
llegará ese momento,
en que se queden completamente solos
entre las luces del escenario...

¡Ay! si hubiera siempre luces,
¡Ay! si hubiera siempre escenario…

¡Truman! tú me lo enseñaste:
Las primeras frases del guión
deben ser directas y contundentes
para robar la atención
cuanto antes de los asistentes...

Tú eres mi Maestro y sé que lo consigues...

Pero prométeme
que si ves algún día
a un chuloputas
que no deja de molestar
mientras bebe una copa,
harás lo que tengas que hacer
para que la escupa
de una sola carcajada.

Tú eres mi Maestro y sé que lo conseguirás...

Pero prométeme
que si escuchas algún día
los ruidos
que hace una señora
mientras se está poniendo
hasta las trancas,
harás lo que tengas que hacer
para que se ponga roja
como un tomate,
y su risa de hiena
sirva para romper el hielo
y a todos... nos contagie.

¡Oh Truman!

Yo sé que el humor es algo más
que todos aquellos que salen por la tele,
que hay otros cómicos sin nombre
que se están jugando la vida
en bares en los que nunca entró
el resplandor de las cámaras
ni los blocs de notas de los periodistas.


¡Olvidados!

Y tratados
como si fueran
aquellos grandes grupos
de Rock and Roll,
que no lograron sacar
ni tan siquiera su primer disco...

Los humoristas sueñan
con su ingenio,
con sus bromas,
con sus chistes,
los humoristas sueñan
con ganarse así la vida.

Truman eligió el arte de hacer reír
como si fuera un trabajo,
el humor en algunas ocasiones
es algo muy serio
que además de impartir,
nos da talento.

Truman esperaba otra cosa,
buscaba otra cosa,
soñaba con otra cosa,
y entonces se encontró con problemas.


Gracias Lucideces, eres grande!!!!

Comentarios

Gargon ha dicho que…
Pues me ha gustado el poema.
Por cierto;
Hola Truman! Qué tal va todo? Espero que bien.
Un abrazo.
ADI ha dicho que…
¡Espectacular poema! Me ha conmovido...

Además de su genialidad, desborda cariño...

¡Vivan los buenos colegas!
Drea ha dicho que…
8-0 No tengo palabras
lucideces ha dicho que…
@Gargon@
Me alegro que te haya gustado
@Adi@
¿Cariño yo por Truman? ¿colegas? ¿te has dado un golpe en la cabeza? jejejeje
Qué bien que te haya gustado, un beso guapa!
@truman@
Todo un placer saber que también aquí habrá un sitio para uno de mis poemas...
Este poema es importante para el resto de la obra, ya que digamos es el que más claro refleja la lucha del artista por conseguir su propósito... y por tanto una parte de ti, de mí y de nosotros que late cada día...
Un placer, y gracias por todo
Un abrazo Maestro...

Entradas populares