Lichis I parte

Conocí al Lichis antes que él a mí. Normal, o no.
Aquel "vámono gorda, vas a ser mía" removió las meninges de más de uno. Por aquel entonces yo sufría, sin saberlo, empacho radioformulero (que sus buenas cosas ha traído, pero mucha musiquilla transformada ahora en politono que se apropia de tus ganas de vivir, también).

Luego vino "Cabrón", su segundo disco. Con menos apoyo y que, como uno seguía enganchado a la radiofórmula, ni se enteró. Y por fin el éxito, María Jiménez de por medio y reivindicación nada "cool" de la existencia humana.



No pretende ser esta entrada un repaso a su discografía, ni mucho menos. Tan sólo mencionar que aquí empezó el subidón del Lichis con su grupo "La Cabra Mecánica". Un directo cojonudo, donde recuperó canciones y pulso, se materializó en una gira agotadora llevando su feria ambulante con una energía descomunal.

En Alcoy, en un festival, pude saludar al genio (me lo había cruzado tiempo atrás en el Hebe de Vallekas, pero cada uno a su bola y todos a la de la copa). Me colaron (me gusta más colarme, pero todo tiene su mérito) en el camerino tras el concierto. Por aquellos días lo cerraba vestido de patriarca, bastón incluido y un "Larga vida a Barón Rojo".

Aquello del Barón llegaba. Porque el Barón marcó a toda una generación con aquel: "Vas sin afeitar, dice el sheriff del lugar. Y además con tías buenas...".

De todo esto lo que peor llevaba el artista era el boom de la canción de la ONCE. Aquella de "No me llames iluso", que vino de "bonus track" en el disco "Ni jaulas ni peceras" (el disco en vivo mencionado).

Así es la vida.

Luego el bajón, el abandono del paraguas comercial de nuevo (no sé si bilateral) y la sensación comentada de que Melendi ocupaba el hueco (comercial, visual o de producto mediático) que él dejaba.

Y eso, que el Lichis y su Cabra Mecánica desaparecieron. Y yo, ni corto ni perezoso, adapté la letra de su canción "Drip Pop" (escuchada en el directo) para que una nena se animara en sus recientes, por entonces, avatares.

En aquella primera conversación, a raíz de esta revelación, el autor de la original contó extremadamente rápido una anécdota sobre adaptaciones y demás de la cual me acuerdo más bien poco.

Aquí va la letra, no sin algo de pudor:

Drip Pop Adaptation
(De oficinas, informática y coches demasiado viejos, larga vida al Rock)


La Rara, la Rara, la puta de la Rara
díselo a tu mama, o díselo a tu prima...
o vete a por un donut con la Carmina...

Buscas muchas cosas, por ejemplo
Buscas encontrar lo que gusta.
Esperando en el barrio con el Daví
que arranque, ¡dios!, el puto Horizon
Y no pasa de la curva.

Parece que “aganca”.
En idiomas bien distintos
¡joder, morralla, puto!
Sin dramatismo,
que estamos hablando de un turismo.

Estribillo
Ni jefes gordos ni jefes chicos
De esos que vienen calentitos
de comerse un buen chuletón,
las gallinejas con morcón
pacharán o rioja, güiscucho garrafón.

Ni listos, ni voceras
Cada porra la última
Cada cerveza la primera
Y nuestra sábana
almidón de siestón, nos espera.

Ni listos, ni voceras
y aparta Maqueaíto
que soy el puto Josito, El Consultol.

Ni listos, ni voceras
¿Qué has tocao a fondo?
No compila la función.

(estribillo)

Ahora que sé
que el becario no tiene fondo
ni Rari techo
me jarto a reír ensimismada en mí misma
Larga vida a los WASP
que hoy estoy que lo tiro.

Andrés Calamaro
siempre ensaya con la tocha puesta.
Y ni por esas consigue
no pasarse de las 100 canciones.
No te pido que quites el compact disc,
me conformo
con que no me toques los cojones.

(estribillo)

Ni listos, ni voceras
y aparta Maqueaíto
que soy el puto Josito, El Consultol.
Ni listos, ni voceras
¿Qué has tocao a fondo?
No compila la función.
(bis)

(estribillo)

No voy al Canci, no voy al Derrame
ni voy al Menor.
Pero sé que mis amigos
tocarán “brave new world”.
Tampoco yo pediré otra canción.

Hay gente que te quiere,
Hay gente que es que mu rara,
Hay gente pa'tó.

Y hay que cuidarse, Nena,
Y fumar algo más de verdura.
Ni partirse la camisa.
Ni rasgar las vestiduras.
Ya no pido más cerveza
me reparta la columna.
vamos pa'llá...





Continuará...

Comentarios

Entradas populares