Mi rollo es el rock

Hoy dicen que es el día de la bestia: 6 del 6 del año 06. La bestia ha estado y está muy relacionada con el heavy metal.
De hecho, se ha publicado recientemente “El sonido de la bestia”, donde se intenta contar la historia de esta tendencia artística.

Este fin de semana, como el pasado (Stafas + Sínkope en "La Riviera", muy buenos los dos) ha estado dominado por el heavy-rock.
Bueno, el viernes fuimos a ver a SFDK, hiphop del bueno y por la cara, de la mano de unos sevillanos con mucho arte.
“Mercedes!! ¿qué? no veas si es feo el niño
pero caza las ratas bien, tratadlo con cariño
Mercedes!! ¿qué? que Dios te lo bendiga
que llegues a mayor de edad y este castigo no te siga”…

Pillamos un par de minis de cerveza en una caseta comunista. En las ferias ponen un montón de casetas de diferentes asociaciones revolucionarias, marxistas-leninistas, etc.
Me llamó la atención ver un cuadro con “la hoz y el martillo” hecho como en los trabajos manuales del colegio, con clavos en una tabla e hilos que los rodeaban hasta formar una especie de relieve.
Las casetas comunistas siempre se han caracterizado por el orden para hacerlo todo: Ticket aquí, bebida allí. Cola para esto y cola para lo otro. Uno pidiendo y diez en la barra.
Y también por tener precios populares. Es decir, más propios del PP: Bocata de lomo: 5 euros. Suplemento de Queso: 0.50. O sea, que casi mil de las antigüas. Así que preferimos obviar el bocata y comernos una tortilla en casa a la salud del Ché.

Antes, de paso hacia el coche, nos dio tiempo a botar con el “Mírala, mírala, mírala, mírala, mírala…la puerta de Alcalá”, el temazo de Víctor Manuel y Ana Belén. Que tocaban en el campo de fútbol “Magallanes”, también por la cara.
Así, nos hermanamos con las dos generaciones que nos emparedan: los chavalitos hiphoperos y los progresochenteros.

El domingo, festival de heavyrock en el Magallanes también. Y también gratis. Getafe se vuelca en sus fiestas, no como en otros sitios, donde se reducen a alguna orquestilla, unos encierros y concursos de eructos de las peñas.
El festival lo presentaba Mariano García. Este impresentable mecenas del heavy en España, que mira por su bolsillo antes, durante y después.
El cartel anunciaba a Tierra Santa, Barón Rojo y Saratoga.
Comenzó a las 22:00 y hasta las 00:00 no empezó Tierra Santa. Como era domingo, nos fuimos a las 00:30.
El Mariano, para justificar el retraso, decía, que “si habéis sido capaces de aguantar dos horas de retraso para ver la puta mierda del Axl Roses, cómo no váis a ser capaces de aguantar este retraso…” y cosas así.
Lo que hace no tiene nombre: Sale al escenario, arenga a las masas por el micrófono: “Venga, que se entere Rosendo…a ver si los podemos volver a juntar” : “Leeeeño, Leeeeño”. Y la gente lo corea.
Y pone música mientras se pasea por el escenario dando palmas o imitando que toca la guitarra. Una vergüenza.

De los grupos que tocaron de teloneros: Los primeros, un grupillo de Getafe que daba más pena que gloria y los "Más", un grupo de Barcelona que sonaron muy bien y que hicieron una versión del “Bohemian Rhapsody” muy digna.
Se marcharon con un potpurrí muy bueno: Metallica, Aerosmith, Judas Priest, Guns n’ Roses, Bon Jovi y alguno más.
Quedó muy bien.

Hoy, supuesto día de la Bestia, pienso en el “Number of the beast” de los Maiden, con la terrorífica voz en off de Vincent Price introduciendo el tema. Pienso en Álex Angulo haciendo valer que la mejor defensa es el ataque y pienso también en otra Bestia. Borde como el taquillero del tren.

"The night was black was no use holding back
'Cos I just had to see was someone watching me
In the mist dark figures move and twist
Was this all for real or some kind of hell..."

Comentarios

germá gran ha dicho que…
Madre mía, que versado te has vuelto en el asunto del rock duro.De verdad, Truman podrías escribir en alguna publicación del ramo para hacer reportajes o críticas de estos grupos.
Lástima que los precios de las viandas no fueran muy populares, pero mientras los pongan personas que se dicen comunistas, no pasa nada .Ellos son los campeones de la solidaridad y el internacionalismo.El precio es justo.¿ No sería porque actuaba el grupo Stafas? En fin, seguiremos en contacto.
Truman ha dicho que…
No estaría mal eso de escribir en alguna publicación.
Lo de Stafas, que fue en "La Riviera" fue, peor: 9,50 euros el litro de cerveza. Casi me da un Sínkope.
Pero sí, lo mismo, los revolucionarios pensaban que tocaba también ese grupo. ;)
Gracias por tu comentario y sentido del humor, Germá.

Entradas populares