La lluvia de la crisis

La lluvia nos hace creer que estamos en febrero. Debe ser por aquello de que vayamos abandonando la idea de irnos de veraneo.
Podría parecer un dulce pareado pero me ha salido así. Debe ser por los trozos de "La Celestina" que he visto en el canal 8 (no sé si se llama así) de la TDT. Y me he puesto un poco como Aznar, en plan castellano antiguo.

Pobre...me dan ganas de decirle: "Pa'lo que te queda, afeitate ya el bigote".
Por cierto, que no sé porqué andan todos a vueltas con Rajoy y el sucesor, yo lo tengo claro:José Manuel Soria

El que fuera alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, purito al antecesor del sucesor. Y como los gobiernos, los higadillos de los gobiernos (órganos los llaman los finos) y los liderazgos de partidos, todos cíclicos, también parece cíclica la lluvia y la crisis económica.

Claro, que algunos se empeñan en que la crisis se note más. Tanto alarmar con que va a escasear el pescado que se lanza la peña en masa a comprar lenguado, aunque ellos sean más de osobuco y chuletón. El caso es que no falte nada para tiempos de hambruna.

Alguno habrá que se habrá (y lo abrirá) hecho un búnker. Y con la excusa habrá comprado otra cama, otro televisor y otro frigo, o sea, habrá vuelto a consumir más de la cuenta.
Al tiempo que habrá (joder con el verbito) pedido un crédito de esos instantáneos que te crujen con la primera letra, con la segunda y con la tercera. Y de vuelta a casa habrá ido a llenar el depósito del coche, habrá esperado una cola increíble y se habrá pulido lo que tenía para acabar el mes en tan preciado líquido para constatar, al día siguiente, que sigue habiendo gasolina y menos cola y que el que anda ahora desabastecido es él.

Y mientras sigue lloviendo en junio y pensamos que el tiempo está loco unos se empeñan en echar la culpa a la coyuntura económica mundial mientras otros llaman al presidente poco menos que inútil.

Eso sí, todos con "La Selección", una vez más, como la novia que nos somete y nos castiga con un "hoy quiero salir con mis amigas". Que nos da mala vida, vaya.


Da igual, nosotros siempre ahí, delante de la televisión y bebiendo cerveza. Mira, para eso sí voy a hacer cola cuando vea que me desabastezco. Y saldré del búnker, llueva o no llueva.



Comentarios

Oldunoguor ha dicho que…
Pues habrá que no ser pesimista, y hacer como el protagonista de tu última foto, Truman: cantar bajo la lluvia.
Truman ha dicho que…
Al menos siempre nos quedará el chapoteo a modo de pataleta, oldunoguor...
Siempre cascarrabias!

Gracias por el comentario...
Truman

Entradas populares