Ganaron los heavies

El fin de semana ha sido muy cultural.
El viernes fuimos a ver: “Espinete no existe” de Eduardo Aldán. Nos lo pasamos muy bien. Él tío no para. Casi dos horas de monólogo de humor trepidante.

Luego unas cerves por Vallekas: “Déjame ladrar en tu alcoba, no ves que se está encapotando el cielo…” (“El Drogas” colaborando con Marea).

El humor es cultura, como dice mi profe Jaime. El Rock, el Heavy Metal, también.

El sábado, en Eurovisión, ganaron los heavies. Finlandia ganaba por primera vez en la historia de la mano de un grupo con estética zombie-medieval, y sonido metalero. Acojonaron a más de uno al alzarse con el primer puesto de este cursi evento musical.
El líder en cuestión es purito a Santiago Segura con mascarilla para la piel.
Hoy he escuchado a un colaborador del programa de Olga Viza “El tranvía” en Radio Nacional (RNE) decir que “le repugnaba el grupo”. Podría meterme con él en los mismos términos, pero no lo voy a hacer. Yo creo que hay que respetar todas las tendencias musicales.

Por tanto, me encanta que hayan ganado los “Lordi”.
Nosotros tuvimos la oportunidad el año pasado con “Las Supremas de Móstoles”. Mucho más cercano a la masa votante eurovisiva que el puto “un blodimeri por favorrrr”. Y además cantan mucho mejor y son unas currantas de las de toda la vida.

Yo disfruto mucho viendo Eurovisión. De hecho, el sábado, estuve un rato viéndolo. A veces cambio de canal porque me da pudor aceptarlo. Y me pongo a ver un documental bonito o “salsa rosa express”. Pero es que me encanta ver las ropas, las coreografías, la estética.

Pienso en toda la gente que hay detrás de esos artistas que salen al escenario con esa emoción y esas ganas de representar a su país y de quedar lo mejor posible.

Pienso en el compositor de la canción, en el arreglista, en el coreógrafo, en el estilista, en el diseñador de vestuario.

Pienso en los agentes de los artistas, en los productores, en los responsables de contenidos de las cadenas de televisión, en los presentadores que “cantan” las puntuaciones que da su país. (“Guayominí, dí puá”)
Y pienso: ¿es que nadie tenía cojones para reconocer que la canción de las Ketchup era la peor de todas las canciones que se han compuesto alguna vez en la historia de la música en cualquier país, región, chiringuito, tribu, ecosistema, planeta o ente de energía?

Yo no había escuchado la canción hasta el festival. Parece que: o yo veo menos tele o les daba vergüenza promocionarla. Porque en otras ediciones nos han metido la canción hasta en el programa de “el tiempo”.
Lo primero que pensé es que gracias al “blodimeri” veía mucho más cercano el “Papi Chulo” del “Mediterráneo” de Serrat.

Luego, pienso en los turcos que votan a Turquía desde Alemania, en los moldavos que votan desde Ucrania, y en los rumanos que lo hacen desde España.
Pero sobre todo pienso en los hermanos de Andorra y los albanos (no confudir con el amigo de Lidia Lozano):
¿Qué pasó por la cabeza de esta gente para votar la canción de “Las Ketchup”? ¿qué tipo de lealtad o sentimiento de hermandad puede ser tan fuerte como para hacer algo así?
Las nenas de “El Tomate” deberían hacer una gira por estos estados, gratis.

Yo, por lo pronto, hoy me he puesto el directo de los Maiden “Live at Donington” que me ha pasado mi compañero el ruiseñor. Y he escrito un poco aquí.
Mañana, si puedo, escribiré algo del monólogo que tengo entre manos, que la visita al teatro del viernes, me dio ánimos para ello.

¡Vivan los Lordi, Viva Eduardo Aldán!

Comentarios

ADI ha dicho que…
En España también tenemos un grupo a la altura del ganador eurovisivo: www.amset.es. Propongo que vaya el año que viene, seguro que lo hace muchoh mejor que las songas de las ketchup...
Truman ha dicho que…
gracias por el comentario, si no fuera por tí...
Comparto tu opinión de los AMSET, (Amigo Mío Sólo Eurovisión TeTragaría)...
Ya lo intentaron con los "Scruzum" en 1986, pero al final eligieron a Cadillac y su canción "Valentino"...

Entradas populares