Los viernes

A petición de numerosos lectores publico un "post" del mítico blog: "sergioysusproblemas". Post que he rebautizado con el título de "Los viernes". Se puede leer en este enlace o directamente aquí. Tan sólo me he permitido la licencia de añadir algún enlace o imagen. Esto es:
"Madrugar

Hoy viernes, como tenemos jornada intensiva, entramos a las 8:00 AM. Efectivamente, una hora antes.
Así que, efectivamente, toca madrugar más, y se nota.
Todos hemos venido con cara de sueño, sin ningún glamour, descompuestos, con las marcas de las sábanas en la cara.
El intervalo de tiempo que pasa entre que saltamos de la cama y salimos por la puerta, puede ser, de media, de unos 15 minutos.
Bea ha dicho en el café matinal que se ha despertado en la fase REM. Yo creo que todos estábamos aún en esa fase. Efectivamente.
Algunos se ve claramente que su aseo de hoy ha consistido en frotarse los ojos con las manos para eliminar restos de lágrimas coaguladas.
Se puede observar el desfile de ropas usadas durante la semana y peinados en los que se adivina la batalla campal que hemos tenido con la almohada. Efectivamente, y esa grasilla en el pelo…

Los ojos hinchados, los ojos rojos, entreabiertos, perdidos. Los compañeros no se han afeitado y a las damas se les ha olvidado el pintalabios y la crema nivea. Efectivamente: todos estamos pálidos, menos Parker, que siempre está rojo, muy a su pesar.

Además, el viernes es el día del “casual wear”, con lo que se democratiza la indumentaria, y, efectivamente: jefes, menos jefes, subjefes y yo aparecemos igual de cutres y vulgares que el resto de compañeritos. Vamos más juveniles y por tanto, más horteras y ridículos.
¡Hum, efectivamente!, va a dar gusto bajar a desayunar con ellos.

Ayer salí a tomar algo así que la mañana se hace dura. Pero aunque caigas en el desánimo no necesitas el aliento de nadie, aunque alguno se empeñe en volcarlo sobre ti.
Se adivina perfectamente quién estuvo de copas.Yo he intentado guardar las distancias, pero somos muchos para el desayuno y hay que apretarse.

Estoy pasando la mañana pensando en la siesta que me echaré y en las cosas que vamos a hacer este fin de semana. Porque de este, no pasa. Efectivamente.
Al final, sin saber cómo, se pasarán los días con un balance absurdo y pobre:
Iré al Gino’s y veré en el Kinnepolis, rodeado de “nengs”, la de Underworld Evolution, pronunciando la “t”, “¡evolution, tío!”. ¡Qué gentuza!

Por cierto, hablando de gentuza: Hoy me traen el sillón, por fin, que me la han liado estos putos transportistas. Efectivamente, ayer quedamos a la hora de la comida para la entrega y ni apareció ni nos avisaron. Y hoy me dicen que ya están allí y que, o vamos para allá o lo dejan en la calle. Hay días que echo de menos la pistola que me ofreció mi amigo de Aravaca. Efectivamente.

A ver si voy acabando los informes, que Truman ya me está tocando las narices con tantos aires de suficiencia. Menos mal que el lunes voy para la oficina y lo pierdo de vista un rato. A ver si aprovecho para hacerme un hueco por allí porque aquí: No hay futuro. Efectivamente. Lo único, el paddel. Bueno, y el culo de aquélla, que además, hoy he descubierto que de piernas anda pero que muy bien. Efectivamente."

Efectivamente...


Comentarios

Good aunt ha dicho que…
Soberbio.
¡Gracias, Truman, por ceder por fin a nuestras peticiones!
Truman ha dicho que…
De nada, "good aunt". Si haces honor a tu nombre y no tienes parentesco con mis progenitores quizá deberíamos quedar a contrastar ideas.

Entradas populares