Se acaba el 2007

Se acaba el 2007 y había pensado repasarlo a modo de rap. Ensartando uno con otro, todos los acontecimientos y hechos más o menos relevantes que me han sucedido durante este año. Pero es un coñazo.

Digamos que ha sido un año movidito, bastante movidito.
Tras abandonar un barco donde estaba a gusto aunque con algún infernillo debajo del asiento me enrolé en otro barco con bandera homologada del que salí corriendo, huyendo o espantao, según lo mire cada uno. Y al final acabo el año rodeado de tocapelotas en una oficinilla que rezuma calzoncillo sudado. En fin, yo siempre igual, si no me quejo reviento.
En otros aspectos he recibido aplausos y me siento más o menos cómodo, a pesar de que mi rumbo parece alejarse de estos terrenos para quizás recalar en otros más prósperos o dichosos.



Hablando de terrenos, volví a los de juego para constatar no que no estoy en forma, que eso ya era evidente, sino que estoy realmente con los músculos bajo mínimos. La constatación no pudo ser más traumática: Las piernas me fallaron y me comí la pista con consecuencias lesivas en mi muñeca izquierda, que se queja aún cuando marco la "Q" con el meñique o cuando la apoyo, olvidadizo, al levantarme.
Ya me hubiera gustado haber pasado por el hospital solo por mi inoperancia psicomotriz y algún acontecimiento natal, pero tuve una Semana Santa con su propia procesión y aunque ni por esas me puse caperuza me metí debajo del trono sin dudarlo. Aún sabiendo que de riñones ando escaso, acabó bien la marcha.

A pesar de la inestabilidad laboral he aprendido una barbaridad y barrunto la posibilidad de saltar al mundo freelance. Sí, ese que me permitiría gestionar mejor mi agenda y liberarme de algún intermediario gilipollas.

Y hablando de gilipollas, no puedo sino acordarme de mi vecino "insito", que lo es perdido. Quedan solo unas horas para acabar el año y aún no descarto darle dos sopapos con la mano abierta antes de 2008. En fin.

La música me ha acompañado durante toda la travesía: Extremúsika, Monsters of Rock, Leyendas del Rock, Héroes del Silencio, Barricada, Fito. Hice muchos kilómetros, también para aprovechar abrazos y barra libre en las bodas que tocaban.



Me he entregado con avidez a la lectura y al consumo de packs de deuvedés o deuvedés con una sola peli sin extras ni escena eliminadas, ni comentarios del director, que las hay, lo juro.

Y casi acabando el año, me pasé por el EBE07, que me proporcionó algunas visitas más y un enlace mítico en el blog de Buenafuente, aunque sigo prefiriendo el de mi amigo M4rt1n que anda sobrado últimamente y ya sólo usa el portátil para bajarse pelis.

Y en todo este año: la señora Truman, que está detrás de cada una de las teclas que pulso, links que busco y neuras que me permito.

Lanzo, además, un abrazo infinito a través del router pesetero, sin cánon digital y sin maldad, para que seamos todos buenos el año que viene o al menos aguantemos el tipo hasta el día de Reyes(me encanta este post), no vaya a ser.
Yo por si acaso, cuando mis sobris me pregunten insistentemente por lo que han dejado los RRMM en mi casa les soltaré, en mi papel de Rey Mago aquello de "¿por qué no te caias?", aunque dudo que tenga algún efecto.



En fin, no hay más cojones que poner rumbo al 2008...

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Feliz año nuevo Truman!
Espero que escojas bien tu destino laboral. En todas partes cuecen habas y el asunto del "freelance" es para considerarlo teniendo en cuenta las responsabilidades de cada uno.
Deseo que tengamos salud, amor, generosidad, comprensión, ilusión, alegría, etc. y como escribió Dickens en su cuento "El Carillón": " Que el Año Nuevo sea una año feliz para ti y para muchos más que su felicidad depende de ti"
Hasta pronto.
Germá gran
latita ha dicho que…
creo q el "¿por qué no te callas?" no surte ningún efecto en los niños, ni en adultos, ...

aunq prefiero decir eso, francamente, a que me tiren mi regalo al suelo.

feliz año!

Entradas populares